P.       ¿Qué es la campaña Somos el Cuerpo de Cristo?

R.     La campaña Somos el Cuerpo de Cristo es una iniciativa histórica que celebra nuestro pasado y asegura nuestro futuro, buscando recaudar los fondos necesarios para apoyar a nuestros seminaristas, fortalecer nuestras escuelas católicas y programas de educación religiosa, y nutrir nuestras comunidades parroquiales.

 

P.       ¿Cuál es la meta de la campaña y hacia dónde va el dinero?

  1. La meta para la campaña Somos el Cuerpo de Cristo es de $18,000,000. Esta es una campaña vital de capital en la que los fondos recaudados apoyarán:

    1. Educación en el seminario y formación del diaconado.

    2. Educación católica y formación religiosa.

    3. Asistencia financiera para necesidades de emergencia y expansión de la parroquia.

 

P.       ¿En qué se diferencia Somos el Cuerpo de Cristo de la Progreso: Campaña para los Ministerios Catolicos?

R.       Progreso: La Campaña para los Ministerios Catolicos, es una fuente vital de apoyo operativo anual para muchos programas y ministerios de la Diócesis. La campaña Somos el Cuerpo de Cristo busca recaudar fondos para áreas de necesidad extraordinarias que no están cubiertas por la campaña para los Ministerios Catolicos.

 

P.       ¿Quién participará en la campaña Somos el Cuerpo de Cristo?

R.       Todos los miembros de la comunidad serán invitados a participar en la campaña.

 

P.       ¿Se beneficiará mi parroquia de la campaña Somos el cuerpo de Cristo?

R.       Sí, su parroquia recibirá el 20% de todos los fondos donados por los feligreses hasta la meta asignada. Además, su parroquia puede quedarse con el 50% de todo el dinero recaudado por encima de la meta asignada.

 

P.       ¿Como se establecieron las metas de las parroquias para la campaña Somos el Cuerpo de Cristo?

R.       Las metas de la parroquia se establecieron en aproximadamente el 140% del ofertorio promedio de dos años anteriores, redondeado a los $5,000 más cercanos.

 

P.       ¿Qué impacto tendrá esta campaña en el ofertorio parroquial?

R.       El ofertorio de la parroquia es necesario para mantener nuestra parroquia en funcionamiento. Por lo tanto, le pedimos que los obsequios a la campaña vayan más allá de lo que actualmente da a su parroquia. Mantener, e incluso aumentar el ofertorio parroquial es nuestra prioridad principal.

 

P.       ¿Es la meta de la campaña parroquial una evaluación diocesana?

R.       La meta de la campaña parroquial no es una evaluación. Todo lo que pedimos es que las parroquias hagan un esfuerzo de buena fe para implementar la campaña de acuerdo con el plan de la campaña.

 

P.       ¿Por qué se le pide a cada donante que complete una tarjeta de compromiso?

R.     Se le pide a cada donante que complete una tarjeta de compromiso, de modo que su donación se register y reconozca adecuadamente. La tarjeta de compromiso es una indicación hecha de buena fe de su intención de dar.

 

P.       ¿Por qué se alientan promesas?

R.       Las promesas permiten las familias dar más de lo que podrían si solo hicieran regalos únicos.

Mientras nosotros fomentar las donaciones prometidas, damos la bienvenida a las donaciones de todo tipo, ya sean prometidas o únicas.

          

P.       ¿Por qué enfatizar las visitas en persona?

R.       Las visitas personales son la forma más efectiva de recaudar fondos  significativos.  Las  visitas  nos permiten explicar mejor las necesidades de la Iglesia, responder preguntas, e invitar a feligreses a apoyar nuestra campaña. Las visitas personales también nos dan la oportunidad de construir una comunidad y conocer mejor a nuestros compañeros feligreses. Las visitas pueden realizarse en persona o virtualmente por teléfono o computadora.

 

P.       ¿Cómo se recaudarán las promesas?

R.       Las tarjetas de compromiso completadas se recogerán en la parroquia y se enviarán para su procesamiento. Recordatorio se enviarán por correo a las familias para que paguen con cheques e incluirán un sobre de devolución con la dirección preimpresa. Los pagos con tarjeta de crédito y los pagos automáticos de retiro de cuentas bancarias (EFT) son altamente recomendables. Los pagos electrónicos reducen costos y ahorran recursos, preservando fondos para los ministerios.

 

P.       ¿Cómo puedo estar seguro de que mi regalo de campaña se dirige a las necesidades descritas?

R:       Los regalos a la campaña Somos el Cuerpo de Cristo están restringidos y solo se pueden usar para los elementos del caso descritos en la literatura de la campaña.

 

P.       ¿A quién se deben pagar los cheques?

R.       Los cheques para la campaña deben hacerse pagaderos a We Are the Body of Christ.

 

P.       ¿Se aceptan regalos de acciones y regalos planificados?

R.       Los donantes pueden dar valores apreciados, legados y otros regalos diferidos. Los donantes que consideren tales regalos deben comunicarse con la la Oficina Fundacion Catolica de la Diócesis de El Paso a (915) 872-8412x137 y tedwards-milam@elpasodiocese.org.

 

P.       ¿Por qué se pide un pago inicial? ¿Es requerido?

R.       Aunque no es obligatorio, incluir un pago inicial demuestra que está preparado para cumplir con su compromiso. La recaudación de fondos por adelantado también nos permite comenzar proyectos antes. Recomendamos un pago inicial del 10%. Sin embargo, si eso es demasiado, tal vez podría considerar un pago inicial más bajo.

 

P.       ¿Los regalos a Somos el Cuerpo de Cristo son deducibles de impuestos?

R.       Todos los regalos de campaña son deducibles de impuestos en la medida permitida por la ley. Los donantes deben consultar a un profesional de impuestos si tienen alguna pregunta sobre el tratamiento fiscal de sus contribuciones.

 

P.       ¿Qué sucede si no puedo cumplir con el monto de mi compromiso original?

R.       Pueden ocurrir eventos o situaciones imprevistas. Si las circunstancias financieras cambian, un donante puede comunicarse con la Diócesis para ajustar, pausar o cancelar su compromiso.

 

P.       ¿Por qué mi carta de solicitud solicita un regalo específico?

R.       La situación financiera de cada hogar es diferente. Aunque no conocemos su situación, estamos desafiando a las familias a considerar los regalos en relación con su situación financiera. En otras palabras, estamos buscando un sacrificio igual, no regalos iguales.